España, en la primera división de los eSports

InicioBlogInvertir en eSportsEspaña, en la primera división de los eSports

Madrid será este año sede de dos mundiales de eSports, un sector en pleno crecimiento en España, cuya lista de patrocinadores encabezan Telefónica, Vodafone y Orange.

Estadios llenos, ingresos multimillonarios y una legión de fans. ¿Hablamos de fútbol? No. La respuesta es eSports. La industria de los deportes electrónicos sigue en la cresta de la ola y España está en una posición privilegiada para ser referente de un negocio que este año superará los 1.000 millones de dólares en ingresos. Los eSports son un subsector de una industria mayor, la del videojuego, que en 2019 facturará más de 150.000 millones de dólares, según la consultora especializada Newzoo. Estados Unidos y China son las dos súperpotencias del sector y van a generar más de 36.000 millones cada una. España -con un volumen de negocio previsto para este año en videojuegos de 2.735 millones– ocupa la octava posición del ránking mundial.

Cifras modestas si se comparan con los grandes del sector, pero muy por encima de lo que se mueve en otras áreas del entretenimiento patrio, como el cine y la música, a los que casi duplica. En 2018 los videojuegos facturaron en España 1.530 millones de euros, el cine 585 millones y la música 237 millones. La clave del éxito está en su perfil digital. «La tecnología permite que el modelo de negocio de los videojuegos evolucione, con suscripciones, micropagos y formatos adaptados al móvil. Esto reduce los costes, genera más rentabilidad y llega a un público mayor», explica Fernando Carruesco, experto en marketing y estrategia.

Telefónica

Lejos aún de las cifras que maneja el sector del videojuego, sus números también impresionan. Newzoo prevé para este año ingresos de 1.096 millones de dólares y una audiencia global de 443 millones de espectadores. La consultora PwC espera un crecimiento continuado de dos dígitos hasta 2021, con un alza del 21,7% a nivel mundial, y del 32,5% en el mercado español. Con estas cifras, España juega ya en la primera división de los eSports, un ascenso en el que las tres principales operadoras de telefonía del país también han jugado un papel importante, con Telefónica a la cabeza. Además de patrocinar el club Movistar Riders, ha instalado en Madrid un centro de alto rendimiento de 1.000 metros cuadrados y tiene un canal de televisión exclusivo de eSports. Orange es patrocinador principal de la Superliga de Videojuegos Profesional, el mayor organizador de competiciones de videojuegos en España, mientras que Vodafone se unió en 2018 a la franquicia Giants Gaming, dando origen a los Vodafone Giants.

Palacio Vistalegre, sede mundial

España es un mercado estratégico para las grandes empresas del sector y uno de los países europeos con más actividad en eSports. Tanta, que por primera vez en la historia, Madrid será este año sede de dos campeonatos mundiales. El Palacio Vistalegre acogerá los cuartos y las semifinales de los Worlds 2019 de la League of Legends (LoL), y la final de la Rocket League World Chmpionship. «La imagen que demos como ciudad tendrá consecuencias a posteriori en el turismo. Pensemos en el efecto de los JJOO del 92. Ahora somos la casa de los eSports a nivel mundial y esto va a generar un impacto real en el turismo de Madrid», explica a EXPANSIÓN la directora del Palacio VistalegreDaniela Bosé.

Los eSports ofrecen un modelo de negocio distinto al deporte tradicional.»La entrada para tres días cuesta entre 25 y 30 euros. Son tan baratas porque el negocio aquí está enfocado a los patrocinadores«, explica Bosé. LoL es una competición desarrollada y organizada por el gigante estadounidense de los videojuegos Riot Games, que traerá a Vistalegre una larga lista de patrocinadores: MasterCard, Opp, Alienware, Axe, Secret Las, Red Bull y State Farm. Aunque no es lo habitual, Riot Games ha hecho una excepción con el evento madrileño y ha permitido la entrada de un partner local, Orange, que será el sponsor tecnológico. En cuanto a la Rocket League, esta competición pertenece a Psyonix, que acaba de ser absorbida por la estadounidense Epic Games, de la que el gigante chino Tencent controla un 40%. Sus patrocinadores en Vistalegre serán AxeCDWIntel y Tie Pack.

España compite de tú a tú con las principales potencias del sector. «Palacio Vistalegre, y por extensión Madrid y España, han ganado compitiendo contra Alemania y Francia. LoL es la tercera vez que viene y no es casualidad. Lleva detrás un trabajo enorme con empresas muy potentes. Como recinto y como país, demostramos estar a la altura de cualquier tipo de negociación y de competición internacional».

Entretenimiento

Los eSports están pensados para ser vistos y desde la propia industria se consideran parte del negocio del entretenimiento. «Son la siguiente generación de lo que es el deporte y a diferencia de éste, el streaming juega un papel fundamental porque se basan precisamente en eso. Están enfocados al plató y a su consumo masivo en streaming. La ‘e’ de eSports nos dice que es un modelo económico y de consumo distinto. Las empresas que no sean capaces de entender esta ‘e’, se quedarán fuera del juego», valora Bosé. En la audiencia masiva está la clave del negocio. «Todas las empresas quieren llegar a un cliente tan especial como el de eSports, joven, con un nivel económico medio alto, nativo digital y acostumbrado a consumir contenidos fuera de los canales tradicionales. Es un target enorme al que cuesta más acceder» y los eSports son la puerta de entrada.

Mercado asiático

Según Riot Games, el 50% de los asistentes físicos de las competiciones de LoL son extranjeros, principalmente asiáticos, y de los 200 millones de espectadores que siguen las finales en streaming, 150 millones son asiáticos. Como explica Bosé, «Vistalegre va ser el plató que LoL necesita para hacer el streaming. El número de asistentes físicos no es la prioridad. La prioridad es tener unos escenarios enormes y un entretenimiento total. Todo enfocado a una audiencia global. Los horarios están totalmente pensados para el público internacional, hasta la venta de entradas». Unas entradas, por cierto, que se agotaron en apenas ocho minutos.

Mad Lions: «Somos la marca de Madrid»

Mad Lions irrumpió hace apenas dos años en el panorama de los eSports, tiempo suficiente para convertirse en un club de referencia. «Estamos a la altura de clubes consolidados y tenemos una estructura sólida» explica su cofundador y presidente, Jorge Schnura. Empezaron en agosto 2017, motivados por el impulso que tomaba el negocio de los deportes electrónicos, «crecía rápido, seguía la tendencia de EEUU y era un sector hecho a sí mismo en el que no proliferaban las estructuras profesionales». Era el momento de entrar y aprovecharon la ola.

En 2018 realizaron una ronda de inversión de 2 millones de euros y en 2019 Overactive Media compró el club y ahora Madrid es la base de operaciones del gigante canadiense para España y Latinoamérica. ¿Cómo han llegado hasta aquí en tan poco tiempo? «Uno de los pilares fue localizar la marca. No buscamos ser la marca de España o una marca internacional, buscamos ser y somos la marca de Madrid. Eso nos da un posicionamiento premium. Si intentas abarcarlo todo es muy difícil diferenciarse y nosotros nos hemos consolidado así».

Vodafone Giants, más de 2 millones de presupuesto

Vodafone Giants es uno de los clubes con más solera del panorama nacional. En cinco años ha multiplicado por 12 sus ingresos y maneja un presupuesto superior a los 2 millones de euros. «Somos una marca imprescindible tanto en la escena competitiva, como en el desarrollo empresarial del sector» sostiene José Ramón Díaz Almonacid, CEO de Vodafone Giants. El club tiene experiencia en buscar fórmulas para mejorar la monetización del negocio. «Llevamos muchos años mostrando a las marcas las virtudes de invertir en los eSports y fuimos pioneros en incorporar una marca no endémica como Only The Brave, de Diesel (L’Oréal) como patrocinador. Esto fue hace ya cuatro años. Después llegó Vodafone, que completó su apuesta por esta industria uniéndose a Giants».

Entre sus sponsors también están Ozone Gaming EuropeVersus GamersDrift y Málaga. Además, colabora con las marcas KasperskySamsung y FontVella. En un sector tan global, su estrategia también lo es. «Pensar en local es muy conservador para nosotros», explica Almonacid. Además, es un negocio de presente y futuro. «Los eSports son entretenimiento digital y posiblemente será uno de los más importantes del siglo XXI».

FUENTE: https://www.expansion.com/directivos/deporte-negocio/2019/10/24/5daa128fe5fdead8258b45b5.html