Post thumbnail
Última jornada y todo en juego. Tres equipos (eMonkeyz, Neverback y Heretics) se jugaban las dos últimas plazas de los playoffs y nosotros nos enfrentábamos a Neverback, haciendo necesario ir a por todas para asegurar la presencia en la siguiente fase.
Enfrente teníamos un equipo temible con cinco jugadores de gran calidad individual, especialmente la botlane, formada por dos jugadores coreanos del máximo nivel.
En los picks and bans vimos qué camino seguiría el primer mapa. Una composición por parte de los monos enfocada al late y, en cambio, un equipo formado por campeones que en línea debían ganar fue la elección de Neverback.
De este modo, empezaba un acoso de la botlane coreana que dejaba prácticamente a la mitad la torre de eMonkeyz sin que hubiera posible respuesta. Sin embargo, muy destacable fue la actuación de Moryo, no solo aguantando sino plantando cara con su Shen al Ornn enemigo, un matchup que no le favorecía en nada. De este modo, Rafalol podía centrarse en las otras líneas y  la ventaja de oro no se separó más de 1K, algo que claramente favorecía el lategame de los monos.
Por cada gank en el que un equipo se conseguía llevar la kill ocurría un countergank o una kill para igualar el marcador.
Finalmente, una acción en torno al Nashor iba a ser el detonante del snowball de uno de los dos equipos y es que, gracias a una gran pelea de Ripi, la ventaja comenzó a aumentar hacia el lado de los monos. Con el Nashor en su poder, eMonkeyz tenía que presionar las líneas para conseguir llevarse los inhibidores. Un asedio hasta conseguir tirar el inhibidor de top y presión en mid que acabó sin la torre central. Más presión en el mapa y un segundo Nashor, esta vez ya sin intento de defensa por parte de los chicos de Neverback, hicieron que se cerrará el primer mapa y que eMonkeyz se asegurará plaza en los playoffs.
El segundo mapa comenzó muy activo en el early game. Monk y DuaLL estaban que se salían en botlane y en apenas 5 minutos el marcador de kills ya estaba 3-0, todas ellas para el ADC de los monos y su Tristana. Rafalol también empezaba a causar estragos con un Nocturne que plantaba cara al Kha’zix enemigo y la ventaja se amplió aún más. eMonkeyz estaba rentabilizando muy bien los pick de Leona y Nocturne en el early-mid game y Monk llevaba un KDA de 7, consiguiendo adelantarse en objetos a cualquier otro campeón de la grieta. Esto se pudo ver en un tres contra dos que ganaron muy fácilmente sin apenas vida gracias a las toneladas de daño que hacía Monk. La partida estaba en sus manos, el adc podría haberse puesto de frontlane que iba a ser imposible matarlo. Finalmente partida y tres puntos para eMonkeyz.
Se acaba la temporada regular para nuestros monos. Ahora viene la parte importante y el enfrentamiento ante Fen1x el próximo día 30 marca el camino hacia Gamergy y hacia la final de Segunda División el viernes 15 de Diciembre. Después, eso ya es otro partido…
#GOMONOS
Fernando Tapia