#eMz Crónica 18 + Desempate: Peleamos el sueño y se hizo realidad

InicioBlogeMonkeyz#eMz Crónica 18 + Desempate: Peleamos el sueño y se hizo realidad

Llegamos a la recta final. El último partido. Ganar esto (y lo que ocurriría después) era decisivo para que eMonkeyz tuviera su plaza en playoffs en esta Superliga Orange de League of Legends de LVP. Era difícil; nos enfrentábamos a uno de los reyes de la jungla: los leones de MAD Lions, pero no iba a ser imposible.

Como siempre, desde los picks y bans empezaba la emoción. En cuanto a los bans, los chicos de eMonkeyz dejaron fuera del juego a Yasuo, Irelia, Qiyana, Renekton y Aatrox, mientras que MAD Lions vetó de la partida a Corki, Rakan, Nautilus, Akali y Poppy. 

En cuanto a las elecciones, Scarface jugó Cho’Gath, Freshx eligió Olaf, Lukezy se decidió por Ahri y en la calle inferior se escogió Ezreal para Rayito y Yuumi para DuaLL. En el lado de MAD Lions las elecciones fueron Gnar para Yoppa, Elise para Shlatan, Azir para Czekolad, Tristana para Samux y Pyke para Prime.

Los monos comenzaron siguiendo agresivamente a Tristana para luego robar el buffo azul de la jungla de los leones y, cuando Freshx intentó robar algún que otro campamento, fue cazado por los rivales, anotando la primera muerte.

Los monos se hicieron el primer dragón, pero, por desgracia acabaron con dos menos en el equipo tras la cazada de los leones. Había que remontar, así que Freshx subió rápidamente a dar cobertura a Scarface y puntuaron, al menos, la primera muerte para eMonkeyz.

La partida seguía cojeando por los monos, que no dejaban de ser cazados por algunos jugadores de MAD Lions pero todo cambiaría gracias al equipo, a la confianza y a la capacidad de soñar que nos ha invadido a todos estos días.

El Cho’Gath de Scarface mordía todo lo que se le ponía por delante, Freshx y su Olaf daban todos los hachazos, Lukezy embelesaba a todos con su Ahri y el tándem Rayito-DuaLL con un potente Ezreal y con una más que acertada Yuumi se movían por el mapa como pez en el agua. Venía la remontada.

Los monos se encargaron de presionar las distintas torres que rodeaban la base de los leones, haciendo que estuviera cada vez más indefensa a los ataques de los súbditos que, poco después, estarían potenciados por el buffo del barón Nashor que aprovecharían para realizar los chicos de eMonkeyz tras cazar a un par de jugadores de MAD Lions.

Así que sí: el tesón y el trabajo en equipo que los monos nos han enseñado estas últimas semanas por fin daba su fruto y, con una buena posición en el mapa y con buenas estrategias y decisiones, los monos consiguieron limpiar las torres, los inhibidores y, finalmente, acabar con la vida del nexo para hacerse con la VICTORIA de la que sería la última partida de la fase regular de la Superliga Orange.

¿Qué vendría después? Sin duda: más emoción. El equipo de eMonkeyz y el equipo de Penguins estaban empatados en puntos así que, ayer mismo, al final de la jornada, jugaron el desempate que llevaría a uno de los dos a hacerse con una de las plazas de playoffs.

En cuanto a los bans, los chicos de eMonkeyz dejaron fuera del juego a Rumble, Vladimir, Aatrox, Yasuo y Azir, mientras que Penguins vetó de la partida a Olaf, Ezreal, Poppy, Camille y Nautilus. 

En esta partida, Scarface jugó Maokai, Freshx eligió Sylas, Lukezy se decidió por Corki y en la calle inferior se escogió Lucian para Rayito y Bardo para DuaLL. En el lado de los pingüinos las elecciones fueron Cho’Gath para Truklax, Sejuani para Cboi, Irelia para Adept, Xayah para Emtest y Yuumi para Hadow.

Volveríamos a empezar una partida con mal sabor de boca para los monos. Los pingüinos se adelantaban en muerte tras una primera sangre y tenían una mejor posición en el mapa. Pese a ello, los monos no se daban por vencidos y se llevaban, al menos, el primer dragón.

La esperanza llegaría con un hábil movimiento de Freshx con Sylas. Gracias al daño que hace su campeón y a la presión que aporta, pudieron acabar de una sentada con cuatro de los cinco integrantes rivales, recortando así la diferencia en muertes. Y, poco después, un nuevo milagro orquestado por el Bardo de DuaLL dejaría a todo el equipo rival congelado y eso daría libertad a eMonkeyz para reposicionarse y acercarse aún más al marcador de los pingüinos.

Los monos sabían que tenían que aprovecharse de todo lo posible por su desventaja en muertes y torres, así que se pusieron las pilas y no solo se hicieron todos los dragones de la partida, sino que además se hicieron con el primer buffo del dragón Nashor. El tiempo corría y el momento de acabar de presionar a los pingüinos estaba cerca.

eMonkeyz se llevó, poco después, el segundo barón Nashor y, salvando las distancias todo el tiempo y con los súbditos potenciados, consiguió llegar al nexo de los pingüinos. Los monos tenían que hacer una locura y ¡la hicieron! Su valentía, trabajo en equipo y disciplina les hizo llevarse la ¡VICTORIA! 

eMonkeyz ha sido perseverante y ha sabido anteponerse a los momentos más duro, sabiendo crecerse a pesar de los altibajos. ¡Los monos lo pelean TODO!