Post thumbnail

Acabada nuestra segunda temporada en la Superliga Orange, toca hacer reflexión

Tras volver a la Superliga Orange, la temporada anterior acabamos en última posición y sin haber ganado ningún mejor de 2. Éramos conscientes que habiendo un roster prácticamente idéntico al que había conseguido el ascenso, no todo era cambiar jugadores pues, en gran parte, el no haber sabido sacar el máximo de todos ellos era culpa nuestra.

Como bien os dijimos en ese momento, era momento de reflexión y autocrítica. Para nosotros esto no es una carrera de 100 metros sino una maratón y, aún con los malos resultados de esa primera temporada, continuábamos con ganas de darlo todo por la jungla.

Segunda temporada que competimos en la Superliga Orange y un sabor muy distinto al que nos quedó tras acabar la anterior.

No sólo los resultados y la clasificación sino también las sensaciones son muy diferentes y es que, aunque no todo ha salido perfecto, hay varias cosas que nos hacen ser muy optimistas de cara al futuro.

 

RESULTADOS DEPORTIVOS

Triplicamos los puntos de la anterior temporada, conseguimos 4 victorias y plantamos cara a todos nuestros rivales.

Especial mención merecen Elöden, Moryo y Monk, los cuales llevan con nosotros desde Segunda División y, tras el mal sabor de boca, decidieron quedarse y hacernos disfrutar en eMonkeyz de la otra cara de la moneda, la de la victoria.

 

CONVIVENCIA

Evolución del equipo no sólo en la grieta del invocador sino también fuera. Con un cambio de casa incluido, la Gaming House ya es una realidad. Seguro que ha habido fallos y problemas en el día a día pero, en general, experiencia muy positiva para el Club y esperamos también para los jugadores.

Eso sí, que sea una realidad no quiere decir que ya esté todo hecho. Continuamos pensando en el futuro y siempre hay cosas por mejorar. Algunas, ya están en marcha; otras, pronto se verán.

 

EMONKEYZ CLUB

El primer paso para resolver lo que no funcionaba fue mirar hacia adentro y, haciéndolo, hemos visto algunos de nuestros errores. Nunca se es perfecto pero sí hemos hecho grandes cambios para evitar tropezar con la misma piedra y ser más grandes como Club.

 

Dijimos que no estábamos orgullosos y lo hemos dado todo para remediarlo. Ahora, aunque más contentos, tampoco tenemos suficiente. Otra vez toca mirarse el ombligo, ver en qué hemos fallado e intentar ser más competitivos en todos los aspectos la próxima temporada.

Gracias por estar siempre con nosotros.

#GoMonos